Cuarenta años de la historia de Hispacold (reportaje-entrevista de la revista Carril Bus)

06/11/2017

Cuarenta años de la historia de Hispacold (reportaje-entrevista de la revista Carril Bus)

La historia de Hispacold se remonta a la década de los 70. Nació en el seno de la empresa de transporte de viajeros sevillana, Casal. El crecimiento de la empresa le llevó a contar con un importante taller de reparación de autobuses. Esto, unido al tránsito de autocares de todo el mundo por Sevilla, las altas temperaturas de la ciudad, y el elevado precio de los equipos de aire, llevaron a que Casal se especializase primero en la reparación de equipos de aire acondicionado, después decidiera fabricar su propio equipo, y por último, creara un negocio independiente.

La historia nos la recuerda uno de los pioneros y fundadores de esta empresa, Francisco Pascual, quien fuera responsable comercial y de exportaciones: “Empresa Casal pertenecía en los años 70 al grupo Juliá. Contábamos con un taller mecánico de primera línea y como en Sevilla hace “bastante” calor (risas), fuimos acumulando experiencia en reparación de equipos de aire acondicionado de autobuses italianos, alemanes, franceses… En realidad, autobús que llegaba a Sevilla y tenía un problema con el equipo de aire, acababa en los talleres de Casal. Esa experiencia y el desarrollo de un equipo propio en los años 70, nos llevó a montar una empresa especializada en aire acondicionado para autobuses”.

En el año 1977 los socios del grupo Julia se disgregaron y dividieron la empresa. En esa separación decidieron que los equipos de aire acondicionado pasarían a fabricarse en Madrid, creando así la conocida Iberfrío Carrier. No obstante, el personal que había desarrollado los equipos, liderados por Emilio Hervás, decidieron seguirle y quedarse en Sevilla, constituyendo una nueva empresa, Hispacold, que fue fundada en el año 1977.

¿Y quién era Emilio Hervás? Pues Hervás era el jefe de talleres de Autodistribución, empresa del grupo Juliá, además del inventor del primer equipo, y fue quien lideró y dirigió la creación de Hispacold. Así, se creó una sociedad independiente para fabricar equipos de aire acondicionado. “Empezamos en las mismas instalaciones de Casal, donde habíamos comenzado. Cuando Hispacold despegó, compró un terreno; era el año 1986. Empezamos a fabricar en las nuevas naves en el 89 y posteriormente, la empresa se constituyó como S.A.”, comenta Pascual.

Hitos importantes en la historia de Hispacold

Como hemos dicho, Hispacold empezó en el año 1977 a fabricar equipos. Al principio, éstos eran para autocares de turismo, discrecionales principalmente. Unos años más tarde, el aire acondicionado empezó a implantarse en los autobuses urbanos. “De hecho, los primeros equipos para autobuses urbanos que fabricó Hispacold fueron para una empresa del grupo Alsa, en Asturias, y después para Málaga”, aclara Francisco Pascual.

La introducción del aire acondicionado en los autobuses urbanos dio un impulso muy grande a la producción de la compañía. Además, se hizo un compresor de más capacidad para esos autobuses urbanos, ya que tenían más necesidad de refrigeración-potencia (apertura constante de puertas, mayor número de pasajeros…). Estas características de servicio más exigentes motivaron que el fabricante desarrollase un equipo especial para urbanos.

Otro de los hitos importantes de la compañía fue el desarrollo de los motores sin escobillas, aproximadamente a principios de 2000, y a los que siguieron la aplicación electrónica de los controles. La empresa entra en México, abriendo una planta de fabricación en el año 2002. Y también es destacable, en 2003, el lanzamiento de su exitoso compresor Ecoice.


Carril Bus. - Preguntamos a Roberto Recuerda, gerente de la empresa, sobre la entrada de la compañía en el grupo Irizar.

Roberto Recuerda - Es en el año 1997 cuando Hispacold entra a formar parte del grupo Irizar. En ese momento la compañía ya tenía un volumen importante de exportaciones, especialmente en mercados asiáticos: Tailandia, Emiratos Árabes, Singapur, Malasia… También hacíamos nuestras incursiones en los mercados europeos.

Irizar era entonces un cliente importante de Hispacold que buscaba proveedores que le pudieran seguir en su proyecto de internacionalización. La compra de Hispacold nos dio la posibilidad de expandirnos internacionalmente de forma aún más rápida, así como avanzar en la innovación de los productos con nuevos desarrollos que permitieran dar respuesta a la demanda de altas prestaciones que tenían para sus vehículos.


Carril Bus. - ¿Cuál es la cifra de negocio de Hispacold en la actualidad?


oberto Recuerda. - En el año 2016 facturamos cerca de 37 millones de euros. No obstante, nuestro año más fuerte fue el 2008, con 38 millones de facturación. Con la crisis hubo una bajada importante de ventas en el año 2009, que hemos ido recuperando. Me enorgullece decir que en Hispacold hemos apostado siempre por el mantenimiento del empleo, y no ha habido regulación laboral vinculada a la disminución de actividad. Actualmente trabajan en la empresa 198 personas.

Un 50% de las ventas se destinan a exportación. Hay que matizar que muchas de las ventas de España se destinan también finalmente a exportación. Actualmente contamos con presencia en más de 100 países repartidos por los cinco continentes.


Carril Bus. - ¿Cuáles son los valores de Hispacold?


Roberto Recuerda. - La cercanía al cliente está en el ADN de nuestra compañía. Ser capaces de entender sus necesidades y adaptarnos a sus requerimientos. También forma parte de ese ADN, el estar a la vanguardia de la tecnología en cuanto al desarrollo de componentes, sistemas, regulación, servicio postventa… Y en cuanto a la organización, destacaría la importancia que damos dentro de la empresa al colectivo de personas que lo integramos.


Carril Bus. - ¿Con qué fabricantes trabajáis?


Roberto Recuerda - Trabajamos con muchos fabricantes, pero no con todos, claro. El mundo es muy grande y hay fabricantes y mercados donde no estamos. Por ejemplo, en China, que es un mercado muy difícil, donde hace años hicimos nuestra incursión, pero en el que decidimos no continuar. Queremos estar presentes en países donde haya tecnología, donde valoren otro tipo de prestaciones, el confort…

En los últimos años hemos empezado a desarrollar sistemas de climatización para aplicaciones ferroviarias. Hispacold, durante su historia, había hecho incursiones puntuales en el sector ferroviario y en otros, como el de carros de combate, pero en este caso se trata de una línea de negocio específica que queremos que tenga continuidad, y es por ello que desde el año 2009 contamos con una equipo sólido de trabajo específico para el sector ferroviario. Arrancamos de una forma muy tibia con un cliente que nos dio la oportunidad de entrar y poco a poco hemos ido desarrollando sistemas de climatización para este sector y disponemos ya de numerosas referencias funcionando en los cinco continentes y tenemos muy buenas perspectivas de crecimiento.


Carril Bus. - En el sector del autobús hay una gran tendencia hacia los eléctricos, híbridos… ¿Supone un nuevo reto para los fabricantes de sistemas de climatización?


Roberto Recuerda. - Realmente, respecto a la evolución de los vehículos eléctricos creemos que todavía hay muchos aspectos en vías de definición, lo que nos obliga a trabajar en diferentes frentes. No existe todavía una tendencia clara sobre lo que los fabricantes y usuarios finales demandan. Los primeros equipos que comercializamos fueron equipos “solo frío” para proyectos muy concretos. En el año 2013 lanzamos un proyecto de I+D+i que tenía por objetivo el desarrollo de una bomba de calor reversible para autobuses 100% eléctricos, además del desarrollo de equipos para refrigeración de baterías. El objetivo del proyecto era, básicamente, desarrollar un equipo de alta eficiencia que pudiera proporcionar frío y calor de las potencias necesarias para climatologías del sur de Europa. Hay que destacar que el consumo de aire acondicionado puede representar el 50% del consumo eléctrico total del autobús, por lo que la eficiencia energética (COP) del sistema se convierte en un factor clave para rentabilizar al máximo la energía eléctrica consumida para la climatización. Esto permite que el vehículo tenga más autonomía, sin tirar tanto de las baterías, o que los autobuses se diseñen con menos baterías para conseguir el confort interior.

Ahora estamos trabajando en un segundo proyecto para mejorar las prestaciones del equipo que se desarrolló inicialmente. Se trata de un proyecto que se está llevando a cabo dentro del programa H2020 de la Unión Europea, a través del cual estamos tomando datos en tiempo real del funcionamiento del equipo en una ciudad concreta, para desarrollar una estrategia de control que ayude a optimizar aún más el consumo del sistema de climatización.


CB. - ¿Cuántas personas trabajan en vuestro departamento de ingeniería y desarrollo?


Roberto Recuerda. - Se trata de un equipo muy joven y dinámico formado por un total de 40 personas, que está muy habituado a colaborar con diferentes universidades y organismos dentro y fuera de España, que no solamente está dedicado al desarrollo de nuevos productos, sino que por ejemplo, colabora también a nivel industrial en un proceso de transformación bastante fuerte que hemos puesto en marcha hace algunos años, con el objetivo de optimizar los recursos materiales y humanos, para lo cual se han tenido que redefinir y replantear temas de desarrollo e ingeniería que estaban consolidados por la organización desde hacía muchos años.


Carril Bus.- ¿Algo más que destacar?


Roberto Recuerda. - La fábrica está organizada siguiendo la filosofía de fabricación lean, con la que trabajamos en eliminar desperdicios innecesarios, minimizar los necesarios y centrar el trabajo en todo lo que añade valor al producto. La aplicación de esta filosofía nos está ayudando a convertirnos en una fábrica más eficiente.

Y ahora, estamos inmersos en todo el reto que se nos avecina, la industria 4.0, que va a suponer un cambio de etapa en los procesos productivos. Lo que estamos haciendo es definir los primeros proyectos, dotar a los componentes de comunicación, trabajar en técnicas de mantenimiento… En definitiva, estamos definiendo cómo afrontar el futuro con cambios de modelo que abarcan todas las áreas de nuestra actividad.

Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra Política de Privacidad y Uso de Cookies.