Noticias

En esta sección podrá mantenerse informado acerca de todas nuestras novedades, de nuestros proyectos más innovadores y de los avances tecnológicos de la compañía.

FEDEME entrevista a Roberto Recuerda Hernández, director general de Internacional Hispacold 15/10/2020

FEDEME entrevista a Roberto Recuerda Hernández, director general de Internacional Hispacold

«La apuesta decidida por el sector ferroviario y la electro-movilidad nos ha permitido amortiguar los efectos de esta crisis».

Roberto Recuerda Hernández es director general de Internacional Hispacold


Esquivar la crisis del COVID y sus efectos colaterales sobre la economía y la sociedad se antoja misión imposible para la gran mayoría de las empresas. Sin embargo, hay muchos asociados a FEDEME que han tenido la habilidad de capear mejor el temporal ocasionado por el coronavirus. Este es el caso del fabricante sevillano de equipos de climatización para autobuses, autocares y trenes, Internacional Hispacold.

FEDEME: El 2019 fue un ejercicio de gran crecimiento para vuestra compañía, pero ¿Cómo prevéis que influya en vuestro negocio la crisis mundial ocasionada por el COVID?

R.R.: 2019 fue el mejor año en la historia de Hispacold. Nuestra compañía facturó 47,7 millones de euros, creciendo más de un 20% respecto al año anterior. Las expectativas para 2020 también eran de crecimiento; en este año preveíamos aumentar nuevamente en torno al 10% nuestra facturación. La crisis del COVID ha golpeado de manera importante al sector del transporte de pasajeros y nuestra actividad está directamente relacionada con ese sector, si bien es cierto que la afectación en la compra de nuevos vehículos está siendo diferente en los diferentes mercados a los que suministramos, ya que por ahora la contratación pública está siendo menos afectada que la privada, y el sector ferroviario está resultando menos afectado que el de los autobuses y autocares.

El primer momento de la pandemia se vivió con mucha incertidumbre tanto en la parte económica de nuestra actividad, como en la parte social. Por un lado, tuvimos que desarrollar una batería importante de medidas en la empresa para adaptarnos a la nueva coyuntura, y que las personas pudieran desarrollar la actividad con las máximas garantías en el ámbito de la seguridad y salud, por otra parte, nos vimos afectados por una paralización de la producción durante dos semanas y tuvimos que revisar a la baja nuestras previsiones de facturación del año tras la reducción de las previsiones de nuestros clientes. Afortunadamente, no hemos sufrido cancelaciones de pedidos ya adjudicados, pero si una reducción en la entrada de nuevos pedidos en algunos segmentos. Ciertamente, nos hemos acostumbrado a trabajar en un entorno incierto, lo que nos ha obligado a un seguimiento mucho más exhaustivo de la evolución de la actividad.

También hay que reseñar que una parte importante de la plantilla continúa teletrabajando. Afortunadamente, cuando llegó la pandemia estábamos preparados tecnológicamente y pudimos seguir con la actividad desde nuestros hogares si grandes incidencias.

Afortunadamente, la apuesta decidida que Hispacold hizo hace unos años por el sector ferroviario y la electro-movilidad, nos permite disponer de una cartera de pedidos para los próximos tres años con la que amortiguar la reducción que se ha originado en el segmento del autobús y del autocar. De hecho, este año tenemos previsto incrementar en un 50% la actividad en el segmento ferroviario, y continuar con el crecimiento en los próximos años.

En cualquier caso, terminaremos el ejercicio con un nivel de actividad similar al del año 2018.

FEDEME: ¿En qué línea de negocio estáis más enfocados actualmente para sortear el escenario dibujado por la pandemia?

R.R.: Como ya hemos comentado, estamos muy enfocados hacia el sector ferroviario, los vehículos eléctricos y el transporte urbano, y estamos igualmente introduciéndonos en sistemas de acondicionamiento térmico para componentes de los vehículos, y no solo en la climatización de pasajeros, lo que nos abre un abanico de posibilidades futuras muy alto.

Estamos igualmente volcados en la comercialización de nuestro purificador de aire eco3. Este dispositivo, que se desarrolló a través de CTA en colaboración con la Universidad de Sevilla hace ya diez años, ha cobrado un especial protagonismo a causa de la pandemia por la relevancia que tiene en este momento obtener una buena calidad de aire interior, en ausencia de patógenos. El purificador de aire eco3 neutraliza patógenos, elimina olores y evita que se vicie el aire interior, incrementando además la concentración de oxígeno.

En la actualidad contamos con aproximadamente 10.000 unidades de nuestro purificador de aire eco3 instaladas en autobuses y autocares en más de 20 países, habiéndose incrementado la demanda de manera muy importante en estos últimos seis meses, por la lógica preocupación de los operadores para conseguir un entorno para los pasajeros lo más seguro posible.


El purificador de aire eco3 limpia, desinfecta y purifica el aire interior de autobuses y autocares


FEDEME: Continuáis con vuestro plan de crecimiento, impulsado con anterioridad al COVID, y mantenéis a vuestra plantilla íntegra sin necesidad de haber recurrido a ERTE. Una auténtica hazaña con la que está cayendo… ¿Qué aspectos han sido clave para ello?

R.R.: En efecto, Hispacold ha realizado un esfuerzo importante para, sin recurrir a ERTE, mantener el empleo y los salarios de las 210 personas que conforman su plantilla. Para ello contamos en primer lugar con una posición financiera muy saneada, pero ha habido otros factores claves como la internalización de trabajos que habíamos externalizado años antes, la puesta en marcha de medidas creativas para recuperar los días no trabajados, una importante reducción de costes fijos, una buena cartera de pedidos adjudicados en años anteriores en el segmento ferroviario y de electro-movilidad, así como la importante demanda del purificador eco3.

FEDEME: La innovación forma parte de vuestro ADN, hasta el punto de que contáis con vuestro propio centro de I+D en vuestras instalaciones del P.I. EL PINO. ¿Innovar o morir?

R.R.: Acabamos de inaugurar dentro de nuestras propias instalaciones, dos laboratorios de ensayos térmicos, con los que poder validar los equipos bajo los requerimientos cada vez más exigentes de nuestros clientes. Sinceramente, no hay muchas instalaciones como la que acabamos de inaugurar en Andalucía.

Desde sus inicios, Hispacold ha mantenido la misma filosofía: la apuesta por la innovación y el desarrollo de tecnología propia. Aparte de los nuevos productos que estamos lanzando al mercado, seguimos trabajando en nuevos refrigerantes más ecológicos, en nuevos motores más eficientes, silenciosos y de mayor caudal, en sistemas de tratamiento de aire, etc.


Nuevos laboratorios de pruebas térmicas y eléctricas de Hispacold


FEDEME: De Sevilla al mundo… ¿En qué mercados internacionales tenéis presencia actualmente?

R.R.: Hispacold sigue apostando por la exportación y sus cifras en el mercado exterior crecen cada año. Entre nuestros últimos proyectos internacionales caben destacarse la climatización de 200 autobuses urbanos para la ciudad marroquí de Casablanca, de 14 autobuses cero emisiones (100% eléctricos) para Génova, Italia, o de 50 autobuses eléctricos para París y otras ciudades francesas. También tenemos numerosos proyectos de autobuses eléctricos de doble piso en Reino Unido con el constructor ADL.

En cuanto al sector ferroviario podemos señalar los proyectos de climatización para trenes regionales en Nueva Gales del Sur (Australia), para los LRV (trenes ligeros) de Dockland (Reino Unido) y Manila, para el DMU (unidad múltiple diésel) de Szeged (Hungría), para los metros de Amsterdam, Nápoles y Quito, o para los tranvías de Jerusalén, Oslo, Basilea, Lugano, Amsterdam, Birmingham, Augsburgo o Islas Mauricio, entre otros.


Hispacold climatizará a lo largo de este año 200 autobuses urbanos para la ciudad de Casablanca, en Marruecos